Hace días que quiero escribir este pequeño artículo y me hace feliz poderlo presentar justo unos días antes de inaugurar este taller que he creado con mucho Amor. 

“Hay una pacífica revolución en marcha, un movimiento espiritual de la Mujer que es difícil de percibir a simple vista. A través de los círculos de mujeres, de mujeres con capacidad sanadora ¿podría dar la cultura un vuelco?” – Jean Shinoda Bolen 

En realidad los círculos de mujeres han existido siempre, en el espacio destinado para nosotras las mujeres nos hemos reunido para hablar, para sanar, para cuidar… podemos pensar en las cocinas, en los lavaderos, en las labores de costura, en los nacimientos, en la crianza, en las celebraciones de acontecimientos familiares importantes… Las mujeres han compartido siempre su vida con otras mujeres, se han acompañado, se han reconfortado, han reído y han llorado juntas. 
Hoy en día, tras muchos años en los que hemos vivido distanciadas por una tendencia cultural hacia la individualidad y hacia la valoración de lo masculino por encima de lo femenino, para poder ocupar un lugar valorado en nuestra sociedad, los círculos de mujeres emergen como espacios propios para volver a re-definirnos como mujeres, a re-encontrarnos a nosotras mismas y entre nosotras, aportando y compartiendo desde nuestro ser mujer. 
Un círculo de mujeres debe ser un lugar seguro, en el que poder sentirse libre de ser una misma, un lugar sin juicios en el que se prioriza el respeto y la confidencialidad hacia todas las personas que lo conforman. 
En el Taller Regular que yo facilito “Círculo de Mujeres Creativo Amor, Risa y Danza”, se aúna el concepto de círculo de mujeres anteriormente expuesto con el Amor y con dos de mis pasiones artístico-creativas: la risa y la danza. Amamos, reímos y danzamos para expresarnos, para sentir, para disfrutar, para crear… 

¿De qué nos reímos? Utilizamos siempre el humor positivo, aprendemos a poner en nuestra vida más humor desde el Respeto, aprendemos a reírnos de nosotras mismas y de nuestras circunstancias. La risa es sanadora y por lo tanto nos hace sentir bien. Como payasa conozco perfectamente las virtudes sanadoras de conectar con nuestra faceta más auténtica, tierna y espontánea, por lo que en algunos momentos podemos utilizar el encuentro con nuestra faceta payasa para conocernos mejor, disfrutando de esa parte que albergamos en nuestro interior. 
¿Cómo danzamos? Danzamos de forma libre y espontánea a partir de propuestas preparadas para facilitar el movimiento, la expresión y el encuentro. Trabajamos en base a la danza creativa, expresiva, vivencial y terapéutica. Todas las personas, sin excepción, sabemos y podemos danzar, no hacen falta en absoluto habilidades especiales, danzar es moverse… a veces incluso sin movernos bailamos… “igual que podemos reír podemos danzar”. 
¿Y el Amor? Para mí el Amor lo es todo, el Amor mueve el mundo, nos amamos cuando deseamos lo mejor para las demás personas y para nosotras mismas, nos amamos cuando nos respetamos, nos amamos cuando nos acompañamos, nos amamos cuando nos apoyamos y nos cuidamos en los malos momentos, nos amamos cuando nos alegramos con las alegrías de las demás y con sus logros, nos amamos cuando nos dedicamos tiempo a hacer las cosas que realmente nos hacen sentir felices…

Si te apetece formar parte de este “Círculo de Mujeres Creativo Amor, Risa y Danza” anímate, te espero con los brazos abiertos. ¡¡Puedes probar una sesión gratuita sin compromiso!!
Clica en la imagen para acceder a la información del Taller.
Círculo de Mujeres Creativo "Amor, Risa y Danza"

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar