Es curioso…

A veces las ideas fluyen sin cesar,
poco a poco,
sin esfuerzo,
como río en calma.


A veces las ideas se esconden,
como si aguas subterráneas fueran,
que no se ven,
pero están.

A veces las ideas se arremolinan,
cogen fuerza,
se precipitan hacia el vacío,
cual cascada de agua.

A veces las ideas no encuentran salida,
quedan estancadas,
hasta encontrarla,
una vía de escape por donde salir.

Todo pasa…
Todo llega…
Todo cambia…

Confía…

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar