Y digo yo… por qué este blog, para qué, qué quiero, qué pretendo… :
como tantas y tantas veces, hacer algo guay, pero que sea “super guay”, todo ordenado, todo bien puesto, todo super pensado, de qué hablo, qué pongo, qué no pongo, cómo lo pongo, quiero hacerlo “bien”… y pensando, pensando, llevo varios días posponiendo…
Este blog pretende ser un espacio en el que yo comparta mis “cosas”, mis pensamientos, mis reflexiones, mis alegrías, mis inquietudes, mis penas, mis risas… y las de mi payasa, mi tierna y espontánea Pirueta, que tanto me ayuda a sobrevivir en un mundo tantas veces incomprensible para mí. Ella me da esa visión tan especial de la vida, ese entusiasmo por todo, esa alegría de ser, de vivir, de sentir, de compartir…
Como esta maravillosa cascada que fluye sin miedo, poco a poco me iré familiarizando con el fluir en este nuevo espacio y aprenderé a compartir sin pensar tanto en el cómo quedará, en si me leerán o no, en si gustará, en qué opinarán… mi idea es ser lo más espontánea posible, ser yo misma, aportar desde lo que pasa dentro de mí en relación al mundo (y en que Pirueta comparta también lo que pasa dentro de “ella”).

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar