Mi tercer parto ha sido muy diferente a los otros dos. Tras un larguísimo “embarazo”, sin cambios fisiológicos, llegó el momento tan ansiado.
Todo comenzó con una llamada de teléfono de un número reconocido. Comenzaron los nervios… ¿realmente hab