Muchas frases siguen siendo válidas a pesar del tiempo que haya pasado desde que se pensaron por primera vez. Hoy en día a través de internet tenemos “al alcance de un par de tic” frases para todos los gustos, para todas las ocasiones…
Algunas nos resuenan, nos mueven por dentro, nos acompañan, nos aportan sabiduría, nos dan ánimos… otras no nos dicen nada, aunque a otras personas les remuevan mucho… depende de nuestra forma de ser, de pensar, de las experiencias vividas…
Cada quién tiene las suyas, las preferidas, las que han marcado algún momento importante en sus vidas, a las que se han agarrado en alguna ocasión en la que han necesitado “un ancla” para continuar…
Aquí os presento algunas de las que a mí me han acompañado desde la niñez y la adolescencia y que siguen siendo igualmente válidas para mí a pesar del tiempo pasado. ¿Por qué llegaron a mí y me resonaron entonces? pues por lo que fuera que fuese, pero a mí me gustaron y se me quedaron grabadas en la memoria. Hoy, recordándolas, he decidido compartirlas en este espacio virtual que nos une en el camino de la vida.

 

“Sueña lo que te atrevas a soñar.
Ve donde quieras ir.
Sé lo que quieras ser.
¡Vive!”
Richard Bach
“Tu única obligación en cualquier periodo vital
consiste en ser fiel a ti mismo.”
Richard Bach

“Si cierras la puerta a todos los errores, dejarás fuera la verdad.”  Rabindranath Tagoré

“Si lloras por no haber visto el sol,
las lágrimas te impedirán ver las estrellas.”
Rabindranath Tagoré
“Tus hijos no son tus hijos
son hijos e hijas de la vida
deseosa de si misma.
No vienen de ti, sino a traves de ti
y aunque estén contigo
no te pertenecen.
Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues,
ellos tienen sus propios pensamientos.
Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas,
viven en la casa del mañana,
que no puedes visitar
ni siquiera en sueños.
Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos semejantes a ti
porque la vida no retrocede,
ni se detiene en el ayer.
Tú eres el arco del cual, tus hijos
como flechas vivas son lanzados.
Deja que la inclinacion
en tu mano de arquero
sea para la felicidad.”
Kahlil Gibran

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar