Te invito a hacerte unas preguntas…

¿Qué priorizas en tu vida? ¿qué es importante para ti? ¿tú eres importante para ti? ¿a qué dedicas tu tiempo?

¿Estas preguntas resuenan en tu interior? ¿te hacen plantearte cosas? ¿te ayudan a revisar prioridades?

Creo que son preguntas básicas cuando nos proponemos aprender a dirigir nuestra vida hacia donde queremos, cuando nos proponemos disfrutar de vivir, cuando nos embarcamos en hacer cambios para mejorar nuestra calidad de vida y nuestro bienestar.

A veces las cosas no parecen fáciles, pero siempre podemos hacer algo… en primer lugar establecer una lista de prioridades y valorar lo que realmente es importante y lo que no lo es tanto como en un principio parecía… Aprender a relativizar los problemas y aprender a cuidarnos para “estar bien” es una buena forma de empezar.

A mí por ejemplo me sirve esta frase, quizás pueda serte útil.

“Yo soy la única persona con la que voy a estar toda mi vida. Me doy permiso para cuidarme, tengo en cuenta mis necesidades, dedico parte de mi tiempo exclusivamente a mí misma. Mi prioridad soy yo.”

Y tú… ¿te das permiso?

Namasté.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar