Hace unos días me llegaba por correo esta consulta. ¿Como ayuda un taller de clown para personas adultas a mejorar las habilidades sociales? He aquí mi respuesta.

Las habilidades sociales sirven a las personas para relacionarse entre sí, son habilidades relacionadas fundamentalmente con la comunicación y son muy importantes en nuestro día a día, ya que continuamente estamos comunicándonos.
Nos comunicamos principalmente mediante la palabra, es decir, mediante la comunicación verbal, pero también nos influye enormemente la comunicación paraverbal (entonación, volumen, pausas…) y la no verbal (gestos, movimientos, postura…).
Saber expresarse, saber escuchar, tener en cuenta a la otra persona, el contacto visual, el autoconcepto, la autoestima, la asertividad, la empatía, etc., favorecen una forma de comunicación positiva y respetuosa. Por lo tanto, son habilidades que debemos tener muy en cuenta si queremos disfrutar de unas buenas relaciones sociales.
El “Universo Clown” es un buen vehículo para mejorar las habilidades sociales. Sigue leyendo que te cuento en cinco puntos el porqué de mi afirmación…
Pirueta Clown
Pirueta. Grabando para el vídeo promocional de la
Formación en Competencias Interpersonales a través del Universo Clown.
  • En los cursos de clown, cuando nos enfocamos hacia el encuentro con esa parte payasa que albergamos en nuestro interior creamos un espacio muy agradable y seguro en torno a lo lúdico, en el que las personas que participan
    pueden sentirse cómodas y expresarse libremente, favoreciéndose de este modo las relaciones entre participantes.
  • Trabajando “nuestra parte payasa” descubrimos desde una nueva mirada algunas características, tanto nuestras como de quienes comparten la experiencia del taller, que nos ayudan a comprendernos mejor, aprendiendo a
    tener más en cuenta las distintas peculiaridades personales. De esta forma mejoramos el autoconcepto y la autoestima, así como la percepción positiva de las otras personas.
  • El “espíritu payaso” se caracteriza por el entusiasmo, la curiosidad, la espontaneidad, la autenticidad, la pasión, la ternura… que nacen desde las propias emociones y se expresan mediante los distintos tipos de comunicación, viéndose beneficiada tanto la comunicación verbal, como la paraverbal y la no verbal.
  • Un aspecto especialmente importante para el trabajo de clown es la mirada. Una mirada abierta y una comunicación visual directa son necesarias, puesto que cada clown contacta siempre a través de la mirada con el resto del mundo. En el día a día también es importante saber mirarnos cuando nos comunicamos, aprendiendo a utilizar la mirada para facilitar la comunicación.
  • Por último, cuando una persona está “en clave clown” la escucha es fundamental, es preciso que escuche atentamente todo lo que acontece (y no solo con los oídos sino con todos los sentidos), tiene que escucharse a
    sí misma, a sus acompañantes, a su público, al entorno… por lo que una escucha activa es imprescindible, al igual que en la vida diaria si queremos comunicarnos adecuadamente.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar