Conectar por primera vez con nuestra parte payasa es un descubrimiento que suele impactarnos porque, de pronto descubrimos que, al darnos ese permiso, algo profundo emerge de nuestro interior.

En los cursos de clown para el desarrollo personal, activamos de nuevo algunos aspectos muy importantes de nuestro ser que estaban dormidos, por eso, al terminar con la energía tan renovada siempre hay alguien que me pregunta: “¿cómo hago para mantener esto en mi día a día?”.

Mi respuesta es: “¡dale espacio a tu clown para que se exprese!”, porque poner en práctica lo que vamos aprendiendo es fundamental si lo que queremos es disfrutar realmente de ese aprendizaje.

Así que, si ya has conectado con tu parte payasa, hoy te traigo un reto que solo te llevará 5 minutos cada vez.

En primer lugar, piensa, decide y planifica el tiempo que vas a dar espacio a tu clown interior, para ello responde a las siguientes preguntas teniendo en cuenta tu actividad cotidiana hoy por hoy…

¿Cada cuánto tiempo vas a dedicar 5 minutos a esta tarea?

Define de forma concreta la periodicidad. (Algunas opciones pueden ser: todos los días, cada dos días, tres días a la semana, los sábados, domingos y festivos, dos veces al mes…). Trata de ser coherente y ponte un objetivo ambicioso que a la vez sea posible para ti ahora, porque lo importante es que decidas lo que decidas, después ¡lo cumplas!

¿Dónde es un buen lugar para ello?

Elige un espacio seguro en el que te sientas bien, y no te interrumpan, para conectar con tu parte payasa.

¿Cuándo es buen momento para ello?

Elige el horario más adecuado para ti en el que puedas estar en el lugar que has elegido.

Una vez decididos estos aspectos, programa una alarma en el móvil para los días y horarios que hayas escogido y prepara tu nariz de clown para tenerla a mano cuando suene dicha alarma.

Recuerda que la planificación está a tu servicio y no al revés. Te vendrá bien para incorporar el hábito y a partir de ahí podrás ir haciendo ajustes, ampliar tiempos, cambiar días o lo que sea. Pero atención, porque es importante conseguir un equilibrio entre planificar y reajustar, no caigas en la trampa de hacer cambios y saltarte la planificación continuamente.

anais pensando

A partir de ahí, cada vez que suene la alarma, dedica esos cinco minutos exclusivamente para ti y tu clown interior. ¡Hazlo!, ¡sin excusas!, recuerda que has elegido el mejor momento, el mejor lugar y la mejor periodicidad.

Sigue estos pasos:

1 Haz 3 respiraciones sonrientes (te explico cómo hacerlas en mi libro La Alegría de Vivir, pero básicamente es incorporar la sonrisa a las respiraciones profundas).

2 Pon una cuenta atrás de 5 minutos en el móvil, así no estarás pendiente del tiempo si después tienes cosas que hacer.

3 Colócate la nariz a la vez que conectas con tu parte payasa.

4 Muévete y exprésate desde tu clown interior en base a alguna de estas opciones u otra que se te ocurra: algo cotidiano, algo de tu imaginario, algo que esté pasando en ese momento, algo con lo que últimamente tu mente esté muy ocupada…

5 Cuando suene la alarma de la cuenta atrás (o cuando tú quieras si has decidido no poner alarma), date un momento para respirar profundamente, quitarte la nariz con tranquilidad y salir del estado payaso.

6 Continúa con tu día con esa nueva energía.

Ah, y si no has hecho todavía el curso Viaje al encuentro con tu Clown, date el permiso para hacerlo porque algo en ti se va a transformar, ya verás. Allí te daré pautas más concretas y lo entenderás todo mucho mejor, porque no es lo mismo empezar a conectar con las características del mundo payaso habiendo vivido la experiencia en primera persona que sin haberla vivido, claro.

Y si no te animas todavía a hacer el curso no hay problema, cada persona tiene su proceso y hay otras opciones disponibles para ti. De momento puedes adquirir mi libro Payasea, que el mundo lo vea, en el que encontrarás reflexiones, aprendizajes y herramientas que te ayudarán a incluir en tu vida más diversión y risas.

Además, si tú quieres, yo te espero por aquí y entre las páginas de mis libros, con más contenido que puede ayudarte a disfrutar cada día más de La Alegría de Vivir.

Ir al contenido